Lesión de ligamento cruzado posterior

Lesión de ligamento cruzado posterior

La lesión del ligamento cruzado posterior ocurre con mucha menos frecuencia que la lesión en su contraparte más vulnerable de la rodilla, el ligamento cruzado anterior. El ligamento cruzado posterior y el ligamento cruzado anterior conecta el hueso del muslo (fémur) con el hueso de la espinilla (tibia). Si alguno de los ligamentos se rompe, esto podría causar dolor, hinchazón y sensación de inestabilidad.

Los ligamentos son fuertes bandas de tejido que conectan un hueso con otro. Los ligamentos cruzados conectan el muslo (fémur) a la tibia. Los ligamentos cruzados anteriores y posteriores forman una «X» en el centro de la rodilla.

Aunque la lesión en un ligamento cruzado posterior, por lo general, causa menos dolor, discapacidad e inestabilidad de la rodilla en comparación con el desgarro del ligamento cruzado anterior, aun así, puede impedir que participes en actividades por varias semanas o meses.

Lesiones de Menisco

Conocer Más

Lesión de ligamento cruzado anterior

Conocer Más

Lesión de ligamento cruzado posterior

Conocer Más

Lesiones de Cartílago

Conocer Más

Inestabilidad de rótula

Conocer Más

Lesiones complejas de la rodilla

Conocer Más
Abrir chat
1
¿Desea Agendar una Cita?
Hola,
Escríbanos para Agendar una Cita
Powered by